Viagra på tjejer - Köpa Viagra På Apoteket.

TRASTORNO SEMÁNTICO-PRAGMÁTICO

Sierra Vázquez José. Psicólogo Asociación Seta (Sevilla). pepesierra13@hotmail.com
Tierra Burguillo Cristina
Pineda Sierra Mª Carmen
Gallego Algaba Nuria.



Introducción

El Trastorno Semántico-Pragmático (TSP), descrito por Rapin y Allen (1983) como síndrome, y Bishop ((1987, 2000) como trastorno cercano al espectro autista, no reconocido por DSM-IV, es un trastorno del neurodesarrollo que afecta a la comunicación y el lenguaje, con unas dificultades cognitivas en le forma de procesar la información y marcadas alteraciones en el contenido y uso del lenguaje, repercutiendo en todas las esferas de desarrollo del niño.
El objetivo es mostrar, mediante video, el perfil psicolingüísticos de este trastorno.


Material y método

Revisamos prospectivamente a cuatro niños con TSP, teniendo en cuenta: historia clínica detallada, edad, sexo, diagnósticos anteriores, exploración psicológica, valoración del lenguaje grabada durante habla conversacional y discurso espontáneo.


Resultados

Edad media: 7 años
Sexo: 3 niños/1niña
Diagnósticos anteriores: TEA; TGD-NoE, S. Asperger, TDAH.
CI: Normal, con discrepancia verbal-manipulativa; cuestionario SNAP-IV (TDAH); CARS (autismo); CAST (Asperger).No cumplen todos los criterios diagnósticos DSM-IV.
Valoración lenguaje según la edad:
0-3 años: Retraso o no del lenguaje, pobre comunicación no verbal, ecolalia, dificultades petición de ayuda, reiteración, uso de largas frases de memoria.
3-6 años: verborrea, habla más que comprende, literalidad, turno de conversación, prosodia, repetición de preguntas, baja comprensión preguntas abiertas.
6-12 años: errores semánticos (anomia, palabras inadecuados o atípicas, no capta ironía, chistes, respuestas tangenciales y circunloquio, preguntas fuera de contexto y hablan solo.


Conclusiones

1- Si consideramos las dificultades pragmática como del lenguaje entenderemos este trastorno como TEL y si las consideramos como dificultades de comunicación social la entenderemos como TEA.
2- Dificultades diagnósticas: diferente conceptualización, descripciones subjetivas, escasos instrumentos de evaluación, proximidad a la normalidad, pocos estudios de investigación.
3- En el próxima revisión DSM-V es reconocido como un trastorno intermedio (“social communications disorder”), que junto a la inclusión de indicadores de gravedad, facilitará diagnóstico y tratamiento.

TRASTORNO SEMÁNTICO PRAGMÁTICO